Inicio  
  
  
   Soy el confidente de las chicas
Buscar

Psicología infantil
Servicios
  • Listas de boda
Relaciones sociales
 
Tu nombre :
Tu e-mail * :
Nombre del destinatario :
E-mail del destinatario * :
Tu mensaje :
*campo obligatorio
¡Tu mensaje ha sido enviado!

Soy el confidente de las chicas

¿Podemos ser amigos y amantes a la vez? La dualidad no siempre es fácil, y habrá momentos en los que habrá que elegir entre representar un papel u otro.

Soy el confidente de las chicas
© Thinkstock

Pero tú ya lo has hecho, sabes escuchar a las chicas y eso te convierte en su confidente, nunca en su amante. ¡Cuántas lágrimas les has secado! Conoces sus miedos, sus sueños; hasta te sabes de memoria las características que buscan en su chico ideal. El problema es que ninguna de ellas se enamora nunca de ti. Sin embargo, encuentran que eres fantástico. ¡Cuántas veces te han dicho aquello de “si mi novio fuera como tú”!

Muchas veces te has declarado y la respuesta ha sido siempre la misma: “Tú eres diferente, se puede contar contigo”. Pero lo que quieres es abrazarlas, besarlas, que te quieran como quieren a los otros, que te esperen de manera febril, ¡que se pongan guapas sólo para ti! No entiendes qué es lo que falla…

Un modo de seducción

Tienes razón: estas chicas están llenas de contradicciones. Piden que seas su amante además de su confidente. Pero cuando lo tienen delante, ¡no lo ven! Quizá sea porque en inconsciente esa persona es otra.

Sea como sea, la manera que has encontrado para gustarle a las chicas es escuchando, aunque eso signifique que no se enamoren de ti. En realidad, la ausencia de “gestos amorosos” por tu parte las reafirma en su idea y entonces dejan de hacerse las seductoras. Se relajan y se muestran más naturales contigo que con su pareja. Eres a la vez su “amiga” y su hermano mayor, pero no puedes pretender ser su amante. No porque carezcas de encanto, sino porque eres el guardián de sus secretos. La febrilidad que has notado en las mujeres enamoradas no la sentirán contigo porque a ti ¡no te esconden nada!

Amor y estrategia

Por razones personales, has elegido establecer con las mujeres este tipo de proximidad. ¿Es por timidez? No le des importancia. Pero si mantienes el rol de confidente, ellas jamás te verán de ninguna otra manera. Algunas incluso pensarán que eres demasiado bueno para ellas. ¿Quizá temas traicionar tu deseo con gestos audaces y prefieres enmascarar tus sentimientos tras una actitud compasiva? Pero mientras esperes que te necesiten, seguirás repitiendo el mismo patrón una y otra vez.

De manera que, si quieres que te vean como a un amante, debes renunciar a representar el papel de “amiga”. En lugar de esconder tu turbación, muéstrala y, de paso, haz que ellas se turben también. Prueba, por ejemplo, a rozarles la piel desnuda… Y sobre todo, ¡deja de aceptar que te lo cuenten todo con detalles!

Si dejas de estar disponible cada vez que te llamen, si cultivas el misterio, te volverás irresistible. ¡Inténtalo y verás!

M. Chouchan

Comentar
14/03/2012

Más información sobre este tema:


Newsletter


ciao

El test destacado

¿Es el hombre de mi vida?

Test Pareja

¿Es el hombre de mi vida?

IMC
Calcula tu prcentaje de grasa corporal
Calcula tu peso ideal