Inicio  
  
  
  
   ¡La fórmula para preservar el deseo!
Buscar

Relaciones
Psicología infantil
Servicios
  • Listas de boda
Relaciones
 
Tu nombre :
Tu e-mail * :
Nombre del destinatario :
E-mail del destinatario * :
Tu mensaje :
*campo obligatorio
¡Tu mensaje ha sido enviado!

¡La fórmula para preservar el deseo en pareja!

En una pareja, el amor experimenta subidas y bajadas. La culpa es del cerebro y de las hormonas, según la neurobióloga Lucy Vincent, autora de La fórmula del deseo. ¿Cómo cuidar los propios sentimientos y escapar a la crisis? Un repaso por la mecánica biológica de nuestro comportamiento amoroso para preservar el deseo en pareja.

¡La fórmula para preservar el deseo!
© Thinkstock

La vida en pareja no es un camino de rosas. A los periodos pasionales a veces les siguen otros de crisis. “La tentación de concluir que nos hemos equivocado es grande, cuando en realidad es nuestra biología la que manda”, previene Vincent. Explicaciones sobre los mecanismos cerebrales del amor para actuar en pareja correctamente.

El amor no es para siempre…

¿Crees en el amor eterno? La realidad biológica es más realista. “La duración del amor está predeterminada por un programa cerebral que actúa en favor de la supervivencia de la especie”, afirma Vincent. El comportamiento amoroso, sin embargo, estaría destinado a crear un clima favorable para que los padres permanezcan cerca del niño vulnerable. En esta fase, el córtex prefrontal actúa de manera diferente: nos hace ciegos a los defectos del otro y nos mantiene en estado de deslumbramiento.

Una vez que termina esta fase, los receptores se desensibilizan. Es entonces cuando pueden surgir las crisis, al descubrir lo que hasta ese momento no habíamos visto, como si el otro hubiera cambiado de repente. Y sin embargo, todo se debe a un cambio en la actividad neuronal.

Cuando las hormonas interfieren

“Cuando le pedimos a una persona que hable de su encuentro amoroso o de los buenos momentos en pareja comienza a secretar más oxitocina”, explica Vincent. La oxitocina es una hormona que permite reorganizar los circuitos asociados a las zonas de placer y recordar al cerebro el amor que se siente por el otro. Ésta última es una función muy importante al comienzo de una relación y que sin embargo tiende a disminuir.

Conforme pasa el tiempo, varios factores –los niños, la vida social y laboral– comienzan a provocar una caída en la secreción de oxitocina, lo que lleva a una pérdida de interés en la pareja.

¡La fórmula para preservar el deseo! - (siguiente) ►

Comentar
01/07/2010

Más información sobre este tema:


Newsletter


ciao

El test destacado

¿Es el hombre de mi vida?

Test Pareja

¿Es el hombre de mi vida?

IMC
Calcula tu prcentaje de grasa corporal
Calcula tu peso ideal