Inicio  
  
  
   Cómo hacer un automasaje
Buscar

Servicios
  • Listas de boda
Masajes
Commentar

Cómo hacer un automasaje

Un simple automasaje a base de suaves golpeteos de diez minutos por la mañana para desentumecer el cuerpo de las posturas de la noche y prepararnos para el ejercicio o la vida cotidiana es ciertamente algo muy recomendable para todas las edades.

Rápido y completo

Cómo hacer un automasaje
© Thinkstock

Este tipo de masaje es utilizado en alguna que otra disciplina de origen marcial para prepararse para el entrenamiento. La intención es tocar y estimular todo el cuerpo en general a modo de calentamiento y notar qué zonas están más tensas en pocos minutos.

Sin embargo, no se trata de entretenerse en estas zonas más “necesitadas”, se las trata a todas por igual, así se obtiene cierto esquema corporal completo que regulariza por sí mismo todo el conjunto.

La técnica: palmeteo ligero y fricciones

En este masaje se usan básicamente las palmas de las manos en forma de suaves percusiones. Lo bueno de ello es que puede hacerse directamente sobre la ropa, sea el pijama, chándal o lo que llevemos puesto para la calle. Pero también puede hacerse directamente sobre la piel antes o después de la ducha, por ejemplo, o antes de vestirse.

Este palmeteo puede combinarse con fricciones, también suaves.

La mayor superficie de la palma calentará antes y con más vigor y entereza e implicación todas las zonas, guardaremos los dedos para rincones más pequeños.

Un orden a seguir

Es necesario un poco de orden para no olvidarnos de nada. Propondremos el orden clásico, empezando por la frente. Simbólicamente también empezamos así por “barrernos” un rato los pensamientos. Cada movimiento puede repetirse entre 5 y 10 veces, según el tiempo de que dispongamos.

Ante todo, hay que asegurarse de que las manos no están heladas. Para ello las frotaremos primero una contra la otra para calentarlas. Si friccionamos con los nudillos de una mano la raíz de los dedos de la mano contraria el efecto será más rápido aún.

Cara

  •  La frente: llevamos la palma pegada de un extremo al otro
  • La nariz, a ambos lados sin tocarla: el índice sube y baja desde la raíz de las cejas hasta la altura de los orificios.
  •  Ojos: hacemos como si peináramos las cejas y seguimos en círculo por el contorno inferior de los ojo, siguiendo el hueso orbital, y volvemos de nuevo al inicio, y vamos repitiendo.
  • Zona del labio superior y la barbilla, un índice arriba y otro abajo, a lo largo y en direcciones contrarias, y  luego cambiar el de arriba por el de abajo.
  • Mejillas: las pellizcamos en pequeñas porciones repetidamente, sin dejarnos ningún rincón.

Orejas

Dicen que en las orejas se refleja todo el cuerpo, así que no las olvidemos. Colocando el índice detrás de ellas y los tres dedos restantes encima de ellas les haremos una suave fricción en círculo. ¡Veréis qué pronto entráis en calor!

Cabeza

Posamos las cinco yemas de cada mano en el cráneo a la altura de las orejas y frotamos todo el cuero cabelludo.

Cuello

  • Ponemos las palmas por detrás, como cogiéndolo con ambas manos, y las dejamos deslizar hacia los lados, ejerciendo a la par una suave presión don las puntas de los dedos.
  •   Por delante colocamos una mano abierta como para cogerlo, desde la  “papada” y la bajamos suavemente, también con cierta presión, alternando con la otra mano. Podemos bajar hasta el esternón y respirar hondo.

Pectorales

Mano derecha sobre pectoral izquierdo y viceversa: frotamos con las puntas de los dedos. Podemos alternar con unos golpeteos con todas las puntas juntas.

Omóplatos y brazos

Mano derecha sobre omóplato izquierdo, le ayudamos sosteniendo el codo con la otra mano, y lo golpeamos con la palma. A continuación estiramos el brazo de ese mismo lado con la palma hacia arriba y le damos unos toques de arriba abajo varias veces. Después lo giramos y sacudimos el otro lado. No os olvidéis del otro brazo. También podéis sacudir las manos y estirar los dedos uno a uno.

Abdomen

Bastarán unas fricciones en sentido contrario a las agujas del reloj y unos golpecitos con la palma también en esa misma dirección.

Zona lumbar

Frotadla con las palmas o con el dorso de las manos.

Piernas

Damos unos golpes con toda la palma desde las caderas hasta los tobillos, bajando por los lados externos y traseros, subimos por el centro o el interior, varias veces.

Publicado el 06/12/2010Comentar

Más información sobre este tema:


Newsletter


ciao
Foro Bienestar

El test destacado

¿Es el hombre de mi vida?

Test Pareja

¿Es el hombre de mi vida?

Calcula tu I.M.C
Calcula tu prcentaje de grasa corporal
Calcula tu peso ideal