Inicio  
  
  
   La corrección del apoyo al correr
Buscar

Servicios
  • Listas de boda
Correr
Commentar

La corrección del apoyo al correr

El estudio de la base de apoyo del pie, de las adaptaciones a los desequilibrios y del eje biomecánico del tren inferior consiste en una exploración estática de las alineaciones de los ejes mecánicos, las simetrías, la forma de apoyo de los dedos, etc., y en una exploración dinámica en la que se observan las contracciones para la estabilización, compensación y corrección a partir del punto de contacto del pie en el suelo, la longitud del paso, la forma de tomar contacto con el suelo, los movimientos del tobillo y la rodilla.

La acción del soporte plantar

La corrección del apoyo al correr
© Jupiter

El soporte plantar permite la mejora de la estabilidad del pie y proporciona una base de sustentación óptima en la fase de impulso, tanto en los atletas sin patología, como en la mayor parte de los casos con patología, así como también en la población no deportista.
Colocar un apoyo longitudinal en el arco interno (la protuberancia de la «plantilla») evita el giro hacia el interior tan frecuente del astrágalo y la consiguiente compensación, lo cual se traduce en amortiguación y estabilidad.
En la fase de impulsión motriz el soporte facilita el impulso de la zancada.
El soporte personalizado proporciona una superficie de apoyo en las zonas de los arcos naturales, que se traduce en un aumento de la superficie de apoyo. Así por ejemplo, repartir la presión en las cabezas de todos los metatarsianos descarga la presión del primer y del quinto metatarsiano, lo cual redunda en una marcha más relajada. La acción correctora o de descarga de las plantillas es indispensable para el tratamiento de un número significativo de lesiones:
-Sobrecargas musculares en la región lumbar, unilaterales o bilaterales.
-Periostitis por continuas contracturas del músculo tibial anterior.
-Contracturas del gemelo interno.
-Metatarsalgias.
-Fascitis plantar.
-Tendinitis del músculo flexor y extensor largo del primer dedo.
-Talalgias continuas.
-Tendinitis y tenosinovitis aquílea.
-Tendinitis rotuliana.

Indistintamente del calzado utilizado, la inclusión de un soporte plantar adecuado produce diversos beneficios: -Ahorro de energía, debido a las disminución de la inestabilidad y de los efectos de compensación.
-Resolución de las lesiones provocadas por sobrecarga debida a un trabajo muscular pasivo innecesario.
-Estabilidad general del cuerpo a causa del aumento de la superficie de apoyo.
-Corrección de vicios adquiridos por tener que compensar ciertos movimientos en carrera.
-Se evitan microtraumatismos producidos por diferentes esfuerzos de compensación innecesarios, lo cual podría deriva en lesiones crónicas.
-Se alarga la vida deportiva.
-Se proporciona un apoyo seguro a la zona más débil de formación, como es el arco anterior formado por los metatarsianos.
-Se evitan fracturas de metatarsianos por sobrecarga, sobre todo en atletas de alta competición.

Los tipos de plantillas

En el mercado se encuentran plantillas de varios tipos, de materiales y funciones diferentes. Sin embargo, no todas están concebidas para la corrección del desequilibrio del pie y para sustentar los arcos naturales.
Las plantillas de porex Similares a las que llevan las zapatillas en su interior, proporcionan una sensación de absorción del impacto que dura hasta que el material se aplasta y pierde esta capacidadn. Algunos modelos de plantilla están diseñados con un material más resistente en el centro del talón que distribuye la carga. Otras plantillas llevan una pequeña alza en el arco interno del pie, pero se trata de una elevación estándar hecha con materiales blandos, que en ningún caso tienen un efecto estabilizador.
Las plantillas rígidas Corrigen el aplastamiento de los arcos plantares en estática, pero no son útiles para la carrera y para la práctica deportiva en general porque, al ser rígidas, no favorecen el efecto amortiguador de la presión. Además, son pesadas.
Plantillas realizadas a partir de moldes fenólicos.
De introducción más reciente, son los moldes de espumas fenólicas, que se obtienen con la presión del propio pie, y a partir de este molde se confeccionan las plantillas.
Este sistema proporciona un aumento de la superficie de apoyo, pero en realidad no es más que un molde del pie en posición de deformación, razón por la cual no mejora el equilibrio biomecánico de las extremidades inferiores.
Las plantillas fabricadas por computación.

Para que el soporte plantar tenga efectos realmente correctores de la estabilidad del pie, los materiales utilizados deben ser consistentes, pero a la vez muy flexibles y elásticos, es decir con un factor de recuperación rápido, atraumáticos (a diferencia de lo materiales utilizados en las plantillas rígidas) y tan ligeros como sea posible. Una buena plantilla se fabrica a partir de una toma de datos informática de las presiones del pie, de una exploración estática y un estudio dinámico, y ha de tener en cuenta la evolución en el tiempo del equilibrio del pie de cada atleta.

De todo lo expuesto hasta el momento se deduce fácilmente que una plantilla es una herramienta totalmente personal, que no podemos encontrar ya fabricada, ni podemos construir nosotros mismos. El estudio del pie es competencia del podólogo, que antes de «recetar» unas plantillas explora la base de apoyo del pie del deportista, las posibles adaptaciones a los desequilibrios y el eje biomecánico del tren inferior. La visita consiste en una exploración estática y una exploración dinámica.

Los soportes plantares

La función de los soportes plantares (las «plantillas») es la siguiente:

  • Aumentar la base de superficie de apoyo y ayudar a la recuperación del aplastamiento que sufre por la carga de la marcha.
  • Proporcionar al pie una base mayor de sustentación en la fase de impulso, de modo que mejore su estabilidad corporal.

Publicado el 12/02/2010Comentar

Más información sobre este tema:


Newsletter


ciao
Foro Bienestar

El test destacado

¿Es el hombre de mi vida?

Test Pareja

¿Es el hombre de mi vida?

IMC
Calcula tu prcentaje de grasa corporal
Calcula tu peso ideal